martes, mayo 08, 2007

EPOPEYA LA VERSIÓN DE UN SOLDADO CHILENO


Quisiera comentar brevemente, el significado que tiene para el Perú, la emisión del documental chileno Epopeya, que se acaba de estrenar la semana pasada en Chile, y en la cual se intenta presentar una “nueva visión” de la guerra del pacífico, ahora vista desde la “supuesta” perspectiva de un soldado, cuyo cuerpo se encontró en Lima ciento veinte años después de la guerra.
El documental versa entorno a la supuesta lectura que le da aquel soldado chileno a la guerra del pacífico. En principio, hay que reconocer que para dicho documental se ha considerado, opiniones serias y diversas de los tres países involucrados en el conflicto Chile, Perú y Bolivia; aunque no se ha hecho un deslinde o aclare entre los comentarios vertidos por los probos profesionales y la narración del soldado desconocido, dicho de otra manera, mezclan ficción con interpretación histórica, lo cual genera especulación, respecto al mensaje subliminal que pueda guardar este documental y que ya se viene comentando en algunos círculos. Este manejo de la información -sea involuntario o con razón de causa- permite tener cierta libertad subjetiva (si cabe el término) al momento de presentar la información e interpretación de los hechos. Por ejemplo lo que llamó mi atención, es el hecho que, chile insiste en fijar como causa desencadenante del conflicto la confabulación diplomática entre dos países, que se unieron en contra de la soberanía e intereses chilenos, esto en el discurso del soldado. Mientras que, los Historiadores invitados de los tres países, han coincidido en indicar como causa principal, el tema económico, es decir, el problema salitrero y los intereses de los diferentes consorcios que manejan el mercado salitrero a nivel mundial. Estos contrastes lo vamos a observar en algunos pasajes del documental que terminan por confundir al receptor de la información. Además, se presenta una visión muy reducida, casi miope de lo que fue el combate de Iquique, si bien es cierto, se ensalza la imagen humanista y caballeresca de Grau además del heroísmo de Prat, no se tomó en consideración la otra faceta del combate, la que protagonizaban en ese mismo momento la Independencia y la Covadonga, me refiero, al naufragio de nuestra mejor embarcación “la Independencia” y el acto cobarde de los soldados Chilenos de ultimar a tiros desde la borda del buque de madera a los marinos peruanos náufragos, .
En fin, no quiero extenderme en mi comentario, simplemente quisiera fijar mi posición respecto a lo que debería hacer el Perú; en principio seamos concientes que históricamente hemos tenido a los diplomáticos menos exitosos de la historia americana y me atrevería a decir mundial, y actualmente estamos revisando la delimitación marítima con Chile, al cual, si nos ceñimos a la historia no se auguran buenos resultados. Por otro lado, debemos estar alertas, Chile ya lanzó el mensaje a través del documental: ¡por problemas diplomáticos comenzó la guerra del 79’!, esto debe tener respuesta inmediata, ¡no diplomática por favor!.... A algún disparatado nacionalista se le podría ocurrir “Guerra a Chile”, nada más alejado de la realidad. La respuesta debe darse a través de la misma vía, un documental serio, basado en hechos históricos contrastados y lo más importante, que tome como fuente directa a historiadores de los tres países involucrados quienes libremente fijen su posición y al final hallar consenso en busca de la objetividad histórica. Debemos olvidar resentimientos pasado, y analizar la historia como realmente es: la herramienta que nos permite aproximarnos a la realidad, para poder entender verdaderamente nuestro pasado, comprender nuestro presente y proyectarnos sin temor al futuro que hasta ahora nos es incierto.
Entender además, de una vez por todas, que perdimos la guerra por problemas que aún nos siguen aquejando, regionalismos, fragmentación, incapacidad programática de nuestros políticos, incapacidad política de cohesión social, marginación de clases populares ..… etc. Y no seguir culpando a Chile de nuestra merecida derrota. Llegó el momento de mirar a Chile como nuestro rival sí, pero competitivamente hacerle frente e intentar superarlo en todas las áreas, culturales, sociales, políticas, económicas..etc esa debería ser nuestra venganza, proyección o prestando el término de Flores Galindo, almenos nuestra utopía. Superar a Chile no es complicado compatriotas y lo mejor es que nosotros sí tenemos con qué hacerlo.

7 comentarios:

Arturo Gómez dijo...

Buena Álex, también difundimos este interesante artículo en el blog AMAUTACUNA. Un abrazo, sigue publicando. Arturo.

Recaredo dijo...

Señor Murazzo:
Desde que encontré su "Documentos históricos" lo he seguido con atención, porque los temas que publica me parecen interesantes y creo que cumplen con el propósito que supongo es el que usted tiene, que es el de enseñar historia. Leí con atención lo de "Epopeya..." y creo que tiene razón al plantear que el documental pudo presentar algunos hechos en forma incompleta y de alguna forma sesgada. Pero usted sabe que de ese defecto adolecerá cualquier versión de cualquier hecho histórico, sea el que sea, a lo largo de la trabajosa historia de la humanidad, de la que formamos parte. Lo de nuestros valientes muchachos luchando contra los cobardes enemigosya sean estos o aquellos peruanos, bolivianos, chilenos, alemanes, franceses, japoneses, nortemericanos o iraquíes es propaganda y no historia, propaganda, desde luego, de la que todos hemos sido y somos víctimas de un modo u otro.
Lo realmente valioso es que éste documental puede ser abiertamente discutido, comentado, corregido si se quiere, por cualquiera, oportunidad que no tuvieron, por ejemplo, alemanes, japoneses, coreanos, mexicanos o siouxs, ante la avalancha de "documentales" con los que nos han alimentado durante décadas, sus vencedores.
En lo único que discrepo es en el uso de las palabras superar a Chile porque creo que el propósito de cualquier nación no puede ser superar a otra, sino más bien a sí misma, en base a su gente, su esfuerzo, su cultura y sus recursos, elementos que los peruanos tienen en abundancia. Basta con ver a los europeos, tratando de superarse unos a otros sólo lograron destruírse a sí mismos una y otra vez.
Gracias

Alex Murazzo dijo...

Querido amigo Recaredo, he leído con entusiasmo tu comentario y coincido contigo, en que cualquier trabajo histórico esta sujeto siempre a crítica y revisión, pero si contrastamos o compulsamos la historia podemos encontrar ciertas congruencias, en ese sentido, sí sería posible hacer un documental objetivo y no sesgado como el que se ha presentado. En cuanto, a superar a Chile, estoy deacuerdo con lo que dices hay que superarnos primero a nosotros mismos, pero esto se hace complicado si aún no nos conocemos nosotros mismos, el peruano no sabe ¿que es, ser peruano?; por ello se hace necesario tener un referente de competencia, si algo bueno nos ha dejado este mundo globalizado es la competitividad individual (como elemento de superación personal)que se ha generado. un abrazo
Alex Murazzo

Recaredo dijo...

Saqué de por ahí el siguiente párrafo, se refiere a un tiempo y a un lugar diferentes, pero también a una nación que debió aceptar lo inaceptable:

Sí, habían perdido. ¿Cuáles eran los motivos? Se darían muchas versiones distintas. Sin embargo, había algo muy claro en todo esto: al infligirles este correctivo, el destino los libraba de toda responsabilidad. ¿Qué habría significado una victoria? Pues... responsabilidad. La responsabilidad de haber cometido actos que más pronto o más tarde habrían exigido una reparación. Pues, mientras prosiga la historia de la humanidad, siempre habrá un acontecimiento que será consecuencia de otro. Y esto implica una responsabilidad. El autor de las causas deberá responder de las consecuencias."

Väinö Linna,
Soldados desconocidos


Saludos. Alex.

tino dijo...

Soy un chileno, que amo mucho, Perú y también Bolivia; pero como en todas las cosas siempre hay un pero.
Cuando se habla de la guerra del pacífico, siempre nos apasionamos, chilenos, peruanos y bolivianos y no somos lo suficiente objetivos.
yo tuve la oportunidad de leer un libro peruano que se llama "Ahí vienen los chilenos", encontré muchas razones válidas por la cual perdieron la guerra...
Bolivia en ese tiempo tenía cualquier problema interno... y nos encontramos en el conflicto las razones pueden ser muchas, pero lo que siempre me ha costado entender, como países subdesarrolados como nosotros no entendemos que la única forma de desarrollarnos es uniendonos. Que cada uno de nosotros luchemos por la unidad, porque ustedes quieren lo mismo que nosotros; vivir tranquilos, educar a nuestros hijos, querer a nuestras mujeres, y tener un futuro tranquilo.
me parece más cuerdo luchar por eso que estar mirando constantemente un pasado que no es nuestro. Que Dios los bendiga.

Rodrigo Nuñez dijo...

Quizas no conozco muchos detalles de la Guerra del Pacifico. Pero con lo que se puedo decir que los derrotados no fueron solo Peru y Bolivia. Sino que tambien chile pues lo que se puede considerar el botin de la guerra habra quedado bajo soberania chilena, pero la rentabilidad de su explotacion fue a los bolsillos de las empresas extranjeras que luego lo administraron. Cuando Manuel Balmaceda quiso nacionalizar el salitre se desencadeno la llamada "Revolucion del 91" y las escuelas de mi pais nos enseñan que la revolucion se produjo por el enfrentamiento entre el poder legislativo y el ejecutivo. Tratando de imponer uno un regimen parlamentarista y el otro uno presidencia. Y no dicen que el poder legislativo habia sido convencido economicamente que lo mejor para chilenos un regimen parlamentario. Que no nacionalizaria el salitre.

El motor del acontecer humano es la economia.

Pablo Diaz dijo...

LO SIENTO ESTIMADO, PERO LA COVADONGA NO REGRESÓ A DISPARARLE A LA TRIPULACION DE LA INDEPENDENCIA, DE EHCHO EL PARTE DE MOORE DICE QUE SOLO ACUSARON 5 BAJAS, TODOS FUERON MUERTOS POR LOS FUSILEROS DE LA COVADONGA. ADEMAS LA INDEPENDENCIA QUEDO INCRUSTADA EN LA ROCA Y BANDEADA A BABOR, LA COVADONGA NO DEJO DE DISPARAR HASTA QUE BAJARON EL PABELLON, O SEA SE RINDIERON. EL OTRO GRAN FACTOR ERA QUE EL HUASCAR ESTABA EN CAMINO.